26 abril 2013 · Profesional

Resultados que mejoran la calidad de vida!

Flyers Epyca

La incorporación de la actividad física a la rutina cotidiana disminuye el riesgo de enfermedades cardiovasculares, que comúnmente se desarrollan en personas que llevan una vida sedentaria o físicamente inactiva.

Cuando la práctica de actividades físicas se realiza de manera regular y coordinada, los beneficios se obtienen de manera progresiva y positiva. Así, la coordinación profesional de los ejercicios garantiza la correcta realización de la actividad, ajustando el entrenamiento a las habilidades y limitaciones de cada entrenado.

Desde el aspecto fisiológico, los ejercicios físicos actúan sobre el corazón y los vasos sanguíneos provocando beneficios directos. Los resultados son favorables ya que aumenta el ritmo cardíaco durante la actividad correspondiente y, también, aumenta la fuerza de contracción del corazón, lo que hace que la misma cantidad de sangre que circula por los vasos sanguíneos realice todo el recorrido con mayor velocidad y facilidad.

De esta forma, la actividad física genera el efectivo funcionamiento del corazón provocando que, a largo plazo y durante el estado normal del organismo, el ritmo cardíaco disminuya.

A su vez, la vida activa mejora el funcionamiento del aparato cardiorespiratorio y reduce las posibilidades de obesidad y diabetes, entre otros tantos beneficios que harán posible mejorar la calidad de vida de cualquier persona.

Dejá tu comentario

Su Email no será publicado. Campos requeridos *