5 junio 2013 · Interés general

La respiración durante la actividad

HOYAprender a respirar es algo que se da de forma natural. El cuerpo humano es capaz de adecuarse al medio ambiente y a las exigencias en cada actividad cotidiana. Sin embargo, no todas las personas respiran de la manera adecuada para una actividad física.

Al realizar ejercitación, el organismo se exige así mismo y al aparato respiratorio. La actividad demanda de un alto nivel de energía, por lo tanto consecuentemente aumenta el consumo de oxígeno y la producción de dióxido de carbono. De esta manera el organismo debe estar preparado para responder a esa exigencia.

Estar en actividad aumenta el ritmo respiratorio e incrementa la velocidad en la que circula normalmente la sangre. De esta manera, cuando más rápido se produzca la circulación mayor será la frecuencia cardiaca y mayor el intercambio entre oxígeno y dióxido de carbono a nivel alveolar.

Al finalizar una actividad física la ventilación como la frecuencia cardíaca rápidamente bajan mientras que la temperatura corporal desciende poco a poco. En estos procesos de cambios y exigencias resulta fundamental respirar de manera adecuada para no alterar el sistema respiratorio.

Dejá tu comentario

Su Email no será publicado. Campos requeridos *