22 marzo 2013 · Profesional

Entrenar es saludable!

EpyEs un error común pensar que realizar ejercicios solo es útil para cumplir un objetivo o resolver un solo problema, por eso resulta interesante conocer los beneficios del entrenamiento físico que se obtiene cuando las actividades físicas forman parte de la vida cotidiana.

El entrenamiento provoca, a través de procesos metabólicos, el desarrollo de las capacidades físicas a través de actividades y ejercicios para lograr obtener un óptimo rendimiento humano y mejorar el estilo de vida.

Esta práctica fortalece integralmente en el organismo la resistencia, la fuerza corporal, la flexibilidad y la velocidad mediante ejercicios que activan con intensidad los sistemas cardiovasculares, neuromusculares, óseos y respiratorios.

Así la preparación física disminuye el riego a padecer problemas de salud, ya que aumenta la capacidad del corazón para impulsar más sangre con menor esfuerzo, mejora los niveles de colesterol, previene la presión sanguínea y arterial alta y reduce el estrés.

Y por otro lado, incrementa el rendimiento físico individual, intelectual, social y espiritual, favorece la concentración y facilita el sueño. Así, se logra mejorar el desempeño en las actividades cotidianas optimizando el estado físico.

Por lo tanto, cada persona necesita un programa ser parte de un entrenamiento físico que, de acuerdo a las características de salud, se definirá por el profesional de manera particular. Así esta práctica resulta necesaria para toda persona que busca un bienestar físico y mental.

Dejá tu comentario

Su Email no será publicado. Campos requeridos *